Asamblea Constituyente: mitos y realidad

1282

Comentario de Eduardo Artés Brichetti :

Una de las banderas políticas mas sostenida por el mundo popular durante la dictadura pinochetista y en estos años de democracia “en la medida de lo posible”, a sido y es,  la de superar la constitución espuria impuesta y sostenida por la dictadura abierta primero y encubierta después; de la oligarquía y de la injerencia imperialista yanqui en nuestro país.

Hoy en medio de  la crisis general del modelo neoliberal, esta planteado el salir de la misma. La mayoría de las agrupaciones políticas  sistemicas, que hasta el 17 de octubre del 2019 nada decían, aun más, miraban con desdén a quienes sosteníamos la  reivindicación histórica de Asamblea Constituyente y nueva constitución, presionados por el pueblo en las calles, en un maridaje consumado, se concertaron y dieron a conocer una acuerdo mas que retorcido, nombrado  “acuerdo por la paz y nueva constitución”.

Es la movilización de millones contra la desigualdad, el abuso, la corrupción y la represión expresiones todas de las políticas neoliberales, la que coloco en la picota a la propia constitución neoliberal.

El debate  va tomando cuerpo, en la medida que se acerca el 26 de abril, día del plebiscito relativo a la continuidad o superación de la constitución pinochetista, al respecto según nuestra opinión, hay que separar la “paja del trigo”, debelar los mitos y actuar conforme a lo que son las cosas y no a los deseos:

1-Tanto el plebiscito del 26 de abril como la elección, instalación y funcionamiento de la “convención constitucional” que es un sucedaneo de una autentica Asamblea Constituyente, se da bajo la dominación de la oligárquica y del  imperialismo en Chile, en un Estado represivo y policial.

2-La forma en que desarrollará el plebiscito del 26 de abril, esta totalmente apañada por los partidos y agrupaciones neoliberales, reclamadas de gobierno y/o de “oposición”.

3-El funcionamiento,  deliberación  y acuerdos de los convencionales electos ya esta amarrado, asegurando que no se produzca  ninguna sorpresa que complique el dominio oligárquico e imperialista en el país.

4-Los reaccionarios y particularmente los sectores “liberales” representantes del gran capital criollo e imperialista, pretenden modernizar de acuerdo a los requerimientos de su dominio, el ordenamiento constitucional.

La pregunta que nos lleva a quebrarnos la cabeza, es ¿que hacer y como actuar? en las presentes circunstancias, al respecto debemos tener presente :

a- NO se puede soñar con la realización de una Asamblea Constituyente originaria y popular mientras el poder absoluto, este en manos de la oligarquía y del imperialismo. Solo contando con un Gobierno Patriótico Popular de perspectiva Socialista, es posible realizar dicha asamblea y que desde la misma, se de nacimiento de una constitución al servicio de un país libre, soberano y de justicia social.

b-En las actuales circunstancia se trata de batir en lucha a todas las posiciones reaccionarias y fascistas, participando unitaria y combativamente en las movilizaciones populares, al tiempo que empujamos para correr el cerco neoliberal en todos los espacios incluidos los legales, tales como el plesbicito y elección representantes a la “convención constitucional”, para luego pasar al debate sobre el contenido de la constitución en la propia “convención constitucional”, pero principalmente en la CALLE imponer el máximo de elementos democráticos , de libertad de organización, movilización, etc., para los trabajadores y pueblos, así como de derechos sociales en jubilación, educación, vivienda, estabilidad y seguridad laboral, a un Estado plurinacional, soberano que ejerza en propiedad la explotación de los recursos naturales de acuerdo a los derechos a una vida digna y prospera para los habitantes del país.

Por todo lo anteriormente dicho, sostenemos: ¡APRUEBO y la lucha CONTINUA por la REFUNDACIÓN DE CHILE!