JUNJI entrega recomendaciones para abordar estrés infantil en cuarentena

966

Abordar la emergencia en familia, responder las dudas de los niños y niñas, darse tiempo para jugar y no exponerlos a noticias alarmantes son parte de las orientaciones.

Vivimos un escenario complejo. La pandemia nos ha hecho replegar en nuestros hogares por temor a contagiarnos y para evitar contagiar a otros, y junto con esto hemos debido asumir las responsabilidades laborales desde el hogar y compatibilizar esta responsabilidad con el cuidado de los niños y niñas que han comenzado a mostrar ciertos episodios de angustia y estrés por el encierro.

Sabemos que reducir al máximo el contacto social es fundamental para evitar la propagación del COVID-19 por lo mismo es necesario generar estrategias y acciones que nos permitan abordar las situaciones de estrés y ansiedad que puedan estar viviendo nuestros hijos e hijas durante este periodo de encierro necesario.

Daniela Peña y Carola Conejeros, sicólogas de la oficina de buen trato infantil de la JUNJI Valparaíso, nos entregan algunas recomendaciones que van en la línea de hablar sobre el tema con nuestros hijos e hijas, hacernos cargos de sus posibles preocupaciones frente a la pandemia, y entregarles la contención y atención necesaria.

“En JUNJI Valparaíso seguimos trabajando de manera remota entregando consejos y orientación a nuestras familias sobre como permanecer en casa junto a sus hijos e hijas. Queremos que los niños y niñas sigan con su rutina, que la aislación no sea un impedimento para que sigan aprendiendo, y que mejor si lo pueden hacer en compañía de sus familias”, sostuvo el Director Regional de la JUNJI Valparaíso, José Patricio Valenzuela Flores.

Recomendaciones:

  • Intentar mantener la rutina habitual de los niños y niñas, que tenían antes de la suspensión de clases. Tener un rutina permite darles mayor seguridad y estabilidad, así como también podrían disminuir niveles de ansiedad.
  • Es importante que esta rutina y horarios sean flexibles y se puedan ir modificando según las necesidades del niño/a, del grupo familiar o las circunstancias contextuales.
  • El /los adultos cuidadores del niño/a debe intentar mantener la calma, para que así el niño/a pueda experimentar el mismo estado.
  • Frente a momentos de mayores estrés al interior del hogar y donde el adulto cuidador se sienta sobrepasado, éste debería buscar a otro adulto que pueda apoyar la labor de cuidado en esos momento, y así el autorregularse y volver a la labores de cuidado del niño/a.
  • Es importante no minimizar o evitar las posibles preocupaciones que los niños/as puedan tener. Para lo anterior, es importante comprender sus sentimientos y explicarle que es natural experimentar esos sentimientos ante este tipo de situaciones (miedo, angustia, irritabilidad, etc.)
  • Es importante explicarle a los niños/as lo que está sucediendo, según la etapa del desarrollo que se encuentra cada uno. Usar un lenguaje apropiado a la edad del niño, observar cómo reacciona y ser conscientes de su nivel de ansiedad. Por ejemplo para niños más pequeños, la explicación puede ser a través de cuentos, o de actividades lúdicas y también que ésta sea algo breve, invitando a la calma.
  • Recordarle a los niños/as que pueden hablar sobre el tema con usted cuando ellos quieran o los necesiten. Dedicarle tiempo para resolver todas sus dudas.
  • Explicarle a la niña o niño qué es el “teletrabajo” y qué esperas de ella o el, por ejemplo, que cuando estas realizando un informe, necesitas que ella o él juegue a un lado tuyo, etc.
  • Organizar el día y contar con anticipación de un set de actividades que las niñas y niños puedan realizar en casa, como, por ejemplo, dibujar, armar figuras, etc. Trata de que este set sea muy amplio.
  • Apaga la televisión. Evidentemente la televisión estará mostrando noticias sobre el coronavirus de manera frecuente y de un modo alarmante.  Esto no ayudará la armonía del hogar.
  • No perder la paciencia, recuerda que la persona adulta eres tú y eres responsable de manejar la situación de la mejor manera. Respira profundo y busca nuevas actividades entretenidas.  Recuerda que tu hija o hijo siempre querrá estar cerca de ti, es por amor, no para molestar.