Expectación causó en una casa de Las Cruces la aparición de un gato güiña, que frecuentaba un gallinero del lugar.

346

Expectación causó en una casa de Las Cruces la aparición de un gato güiña, que frecuentaba un gallinero del lugar. Ya son ocho los ejemplares pertenecientes a esta especie protegida que han sido encontrados en distintos lugares de la provincia.

La presencia de este felino ha aumentado considerablemente este año, ya que se han confirmado ocho casos en diversos puntos de la provincia. Lamentablemente varios de ellos han sido muertos por atropellos o al ser atacados por perros. En este último caso logró ser capturado vivo por personal del SAG, aunque originalmente quienes lo encontraron pensaron que era un gato doméstico el que merodeaba alrededor de un gallinero.
El especialista y Director del Museo de San Antonio, José Luis Brito explicó que la menor presencia de personas en lugares públicos ha hecho aumentar la confianza de los gatos güiñas para explorar lugares dentro de las ciudades, ya que son muy curiosos. Brito agregó además que la pérdida de hábitat de estos animales, por incendios forestales, los hacen buscar otros espacios.
Se espera que este ejemplar sea liberado en algun bosque o fundo cercano.
La huiña, güiña o gato colorado (Leopardus guigna)​ es un felino endémico de la región Pacífico del continente sudamericano. Su distribución se extiende desde la zona central de Chile, hasta la Patagonia.
Además se encuentra protegido, por lo que su captura y muerte está penada por la ley.


Source