Desde el 28 de febrero cerca de 70 jefas de hogar que pertenecían sindicato de manipuladoras de alimentos de San Antonio, fueron notificadas de término de contrato. Según declaraciones de las afectadas fueron despedidas por razones injustificadas.