Margarita Ortíz denuncia que el pasado 01 de enero asistió de forma urgente al Cesfam de Barrancas y según su información la inyección que le suministraron no era la indicada, ya que desde ese día su situación de salud ha empeorado notablemente.