La diputada María José Hoffmann manifestó que el Servicio de Vivienda y Urbanismo (Serviu) “ya no tiene margen de error para cumplir con los plazos de entrega” del proyecto social Mirador Altos de Bellavista en la comuna de San Antonio, el cual beneficiará a 150 familias damnificadas por el terremoto del 2010 y otras con carencia habitacional, que durante los últimos cuatro años sufrió de abandono y luego fue demolido por fallas severas en la edificación. Según el director regional de Serviu, Carlos Contador, las nuevas viviendas estarían siendo entregadas a fin de año, noticia que tiene feliz a los vecinos.

Al respecto, Hoffmann mencionó que “han pasado siete años del terremoto que terminó siendo la justificación para levantar este proyecto social para 50 familias de Cartagena y 100 de San Antonio que siguen sufriendo de carencia habitacional. El proceso ha sufrido demasiados problemas, con culpas de varias administraciones, con el dolor del abandono y posterior demolición y muchas fechas falsas de entrega. Por eso, hace poco estuvimos con el director regional de Serviu quien nos garantizó que la obra se iba a terminar en los plazos establecidos”.

De la misma forma, la diputada gremialista sostuvo que “durante todos estos años hemos acompañado a los vecinos y sostenido reiteradas reuniones con la ministra de Vivienda, los tres directores regionales que ha tenido el Serviu y autoridades locales, solicitado entrega de subsidio de arriendos y mejoras a las nuevas viviendas como forma de compensar la serie de errores y largos años de espera. A los vecinos, los seguiremos acompañando hasta el final”.

Finalmente, nuestra representante en la Cámara de Diputados, argumentó que “junto con acompañar a los vecinos en lo que queda del proceso, vamos a estar fiscalizando que las casas sean de la mejor calidad y visitando la obras con algunas familias, porque no queremos anuncios grandilocuentes en un año de campaña, sino que hechos concretos”.