El paro nacional de los funcionarios de Gendarmería obligó a que Carabineros de San Antonio se hiciera cargo del resguardo de los tribunales y custodia de los detenidos. Diálogo está en punto muerto.