Gracias a la aprobación de más de 200 millones de pesos dispuestos por el Gobierno Regional, el Hospital de San Antonio podrá recuperar equipos médicos obsoletos y renovar aquellos que están en etapa de cumplir su ciclo de vida. Uno de ellos será para la unidad de anatomía patológica, el que permitirá diagnosticar eventuales cánceres de mama.