El ataque se produce al día siguiente de la evacuación simultánea de miles de personas de cuatro localidades asediadas: Fua y Kafraya (leales al régimen), y Madaya y Zabadine (rebeldes).

LEER NOTA COMPLETA EN DIARIO LA NACIÓN