Esta semana nuevamente hubo vandalismo e intentos de robos en el Cementerio Parroquial. Y es que tras las graves denuncias que hizo el párroco de San Antonio la semana pasada, los delincuentes arremetieron con más fuerza contra el camposanto llegando incluso a disparar algún tipo de munición contra las oficinas. En carabineros dicen que ya están al tanto y que intensificarán los patrullajes nocturnos