Preocupados están los vecinos del sector Puente Arévalo, debido a las constantes problemas de salud causados al parecer por un depósito de bidones y tarros que expenden fuertes olores.

Desde hace dos años los dolores de cabeza y mosculares, vómitos y debilitamiento son algunos de los síntomas que han afectado a los vecinos que están más cerca del lugar de acopio.